Campana extractora para una cocina abierta

En una cocina abierta la campana extractora puede parecer un elemento más para equipar la cocina. Sin embargo, hoy en día se han convertido en un elemento decorativo que forma parte del diseño de este espacio.

Podemos encontrar desde campanas de diseño a campanas integradas en el techo o en un mueble alto. Sea cual sea el estilo, una de las preocupaciones más comunes que existen en un cocina-salón, es que los olores se propaguen por toda la estancia. Así que para que el resultado sea óptimo en cuanto a aspiración y eliminación de olores; debemos elegir una buena campana extractora para una cocina abierta.

Campana extractora para una cocina abierta

¿Qué características debe tener la campana extractora?

  • Debe tener un motor duradero y sólido, esto neutraliza las vibraciones y ayuda a silenciarlo.
  • El motor debe ser potente para aumentar el rendimiento de aspiración y que no se propaguen los olores.
  • Deberá disponer de un filtro eficiente con varias capas de malla de aluminio colocado justo debajo del motor para que el máximo de grasa y filtre los vapores de forma eficaz.
  • Elegir la medida adecuada dependiendo del tamaño de la zona de cocción y respetar la altura máxima que indique el fabricante. Una buena instalación de la campana y la elección de si la evacuación va a ser al exterior o recirculación ayudarán a conseguir ese resultado esperado.
  • Deberá incluir un silenciador integrado que contrarreste las vibraciones y minimice al máximo el ruido del motor.

Si estás pensando en reformar o abrir tu cocina al salón, podemos asesorarte. Ya sea, si tu cocina es grande o pequeña, abierta o cerrada, ya sea un nuevo proyecto o una reforma de sólo este espacio, siempre habrá una campana que se ajuste a tu estilo y tus deseos.

En Cocinas.com nos ocuparemos de realizar el proyecto que mejor te encaje teniendo en cuenta tus necesidades.

[jetpack-related-posts]

Política de privacidad / Política de cookies / Mapa web · Diseñado y desarollado por LOMBOK DESIGN S.L.