¿Cómo limpiar correctamente la encimera de la cocina?

La cocina es una de las estancias más importantes de un hogar, ya que, en ella pasamos muchas horas y es donde preparamos la comida que nos dará energías para el resto del día. Dentro de la cocina, es en la encimera en donde manipulamos los alimentos y por eso es importante elegir la adecuada siempre teniendo en cuenta su duración, presupuesto y mantenimiento.

En este post queremos detallar más a fondo el último punto, el mantenimiento, y cómo debéis limpiarlas dependiendo del tipo de encimera que tengáis. Según el material de la misma cambia mucho el trato que hay que darles a la hora de limpiarlas para que no se estropeen y ésto es lo que os vamos a explicar desde Cocinas.com:

Mármol

Las encimeras de mármol son las más típicas de todas. La limpieza debe de ser constante ya que es un material poroso que tiende a absorber la suciedad y pueden llegar a quedar manchas.

Para su limpieza y su mantenimiento le deberemos pasar un paño con una mezcla de agua y jabón de lavavajillas. Hay que evitar el uso de materiales ácidos como el vinagre o el limón.

Limpieza de mármol

Granito

Este tipo de material se caracteriza por su resistencia. Al igual que en las encimeras de mármol, se utiliza un trapo de microfibra para eliminar el polvo. Este material, es un material poroso que tienda a absorber suciedad y convertirlo en manchas. Para limpiar el granito hemos recopilado un truco casero que consiste en aplicar una mezcla de agua con bicarbonato y dejar actuar durante 48 horas para después retirarla con un paño suave.

Silestone

Al ser un material sintético poco poroso la mejor opción es utilizar agua y detergente con PH neutro, dado que, la lejía es mejor no utilizarla porque puede hacer que la encimera pierda brillo.

Corian

En caso de que la encimera sea de corian la mejor opción para su limpieza diaria es un jabón líquido, ligeramente abrasivo, aplicado con un paño mojado siempre en movimientos circulares y después aclarar con agua caliente y secar con un trapo.

Madera

La madera es muy sensible a las altas temperaturas con lo que es aconsejable tener cuidado con los recipientes calientes para evitar la aparición de quemaduras. En cuanto a la limpieza para mitigar su porosidad lo mejor es aplicar cada 2 o 3 meses un aceite que hidrate y tape los poros.

Limpieza encimera madera

Acero inoxidable

Este material es muy resistente y bastará con utilizar un detergente neutro y aplicarlo con un trapo suave para su limpieza. También hay que tener cuidado con los productos abrasivos que pueden dañarlo. Para la suciedad incrustada hay que evitar utilizar un estropajo, ya que la mejor opción es utilizar un paño y ponerle unas gotas de aceite que además le devolverán su brillo natural.

Cuarzo

Este material es una de las opciones más elegidas para las encimeras por sus encillez y por sus características y ventajas. Es un material muy resistente, con muchas opciones de acabados y sin porosidad, lo cuál evita la penetración de la suciedad. Lo único que hay que evitar, es poner fuentes de calor en la superficie, porque puede dañarla. Para limpiarla es recomendable utilizar un trapo húmedo con jabón y después aclararlo. Debes de evitar los limpiadores que contengan lejía ya que puede dañar el brillo de la encimera.

Encimeras laminadas

Estas encimeras tienen un mantenimiento sencillo y además, son fáciles de instalar. Para limpiarlas utilizaremos un trapo húmedo y si la mancha es más profunda utilizaremos un estropajo, pero nunca metálico, ya que podríamos dañar el material.

Si se acumulara cal, una muy buena opción es utilizar una disolución de agua y vinagre nos ayudará a recuperar el brillo de la encimera.

Esperamos que os haya sido útil y para cualquier duda os invitamos a contactar con nosotros en nuestras redes sociales y en nuestra pagina web.


Política de privacidad / Política de cookies / Mapa web · Diseñado y desarollado por LOMBOK DESIGN S.L.