Horno Pirolítico: Ventajas e Inconvenientes

El horno pirolítico es cada vez uno de los elementos más esenciales y utilizados en las cocinas de la actualidad.

Este tipo de horno se caracteriza básicamente por eliminar los restos de comida y suciedad que quedan depositados en este, gracias a su función conocida como pirólisis, se encarga de descomponer los restos de comida acumulados a 500 grados transformando la materia en Co2.

De ese modo, se da lugar a una limpieza general mucho más fácil que la tradicional.

 

¿Cómo se debe de limpiar un horno pirolítico?

El horno pirolítico, a diferencia de otro tipo de hornos más convencionales, destaca por su capacidad autolimpiadora, ofreciendo más opciones en el apartado más funcional.

El tiempo del proceso de limpieza pirolítica dura aproximadamente entre unas 2 o 3 horas como máximo. Su función de pirolisis ajustará una temperatura de 500 grados, donde se producirá una desintegración de los residuos de alimentos presentes, provocando que se transformen en cenizas debido al poder de fundición que ofrece.

Es importante ajustar la intensidad de temperatura en función de la suciedad que contenga el horno pirolítico.

El último paso es recoger las cenizas de una manera simple, ayudándose de un papel de cocina o un trapo.

Ventajas e inconvenientes del horno pirolítico

En el momento de escoger un horno pirolítico, debemos de conocer cuales serán las necesidades individuales y de qué presupuesto estaremos dispuestos a invertir en un nuevo horno, ya que este tipo de hornos pirolíticos suelen tener un precio un poco más elevado al resto.

 

Ventajas de los hornos pirolíticos

  • Ofrece un sistema de limpieza mediante su sistema pirólisis, que hace que la limpieza contra la grasa sea mucho más efectiva e higiénica.
  • Después de que el horno utilice la función pirolítica, se limpia fácilmente la ceniza que se produce por este proceso con un trapo o papel de cocina.
  • Es seguro, ya que se mantiene bloqueada la puerta hasta que se enfríe, evitando que nos pueda provocar quemaduras al tocarlo.
  • Es un tipo de horno que destaca por su eficiencia, ya que está la opción de ajustar el auto programado durante intervalos de consumo de luz eléctrica más baratos.

Desventajas de los hornos pirolíticos

La principal desventaja del horno pirolítico es el precio de compra, ya que contiene más funcionalidades y un mayor aislamiento a diferencia de un horno convencional.

En el caso de estar trabajando a una alta intensidad y un tiempo pronunciado con el horno pirolítico, el sobrecoste energético podría suponer un problema.