Tipos de fregaderos y cómo elegir el correcto

En toda cocina hay un imprescindible que muchas veces no se tiene en cuenta, pero que es una pieza clave en la composición de tu nueva cocina y, en especial, de la encimera: el fregadero.

Hay muchos tipos de fregaderos para tu cocina, pero para elegir el fregadero adecuado hay que tener en cuenta diferentes aspectos como, por ejemplo, el espacio disponible en la cocina, el material con la que esté fabricada y el tipo de encimera que se vaya a colocar.

Tipos de Fregaderos para tu cocina

Hoy os vamos a escribir acerca de algunos aspectos que se deben analizar antes de elegirlo y colocarlo.

Tipos de fregaderos para tu cocina

La primera decisión es elegir el tipo de fregadero, y esto estará muy ligado a los materiales de este y de la encimera de la cocina. Los tipos más habituales que existen son:

  • Bajo encimera. Es el más recomendable para encimeras de granito, piedra o sintéticas, y no está disponible en fregaderos de cristal.
  • De encastrar. Se recomienda para encimeras de madera y laminadas y, además, existen de acero inoxidable, cristal y sintético.
Tipos de fregaderos inoxidables

Formas del fregadero

La siguiente elección debe ser la relacionada con su forma, ya que variará dependiendo del espacio disponible y la distribución de la cocina.

Los fregaderos redondos y de una sola cubeta son los más apropiados para cocinas pequeñas, puesto que ayudan a optimizar el espacio, mientras que los de esquina de dos cubetas y escurridor incorporado permiten aprovechar las zonas muertas de las esquinas.

Varios Tipos de Fregaderos

También hay que tener en cuenta a la hora de elegir un fregadero con escurridor a qué lado lo queremos situar. Lo que sí que hay que tener en cuenta es que siempre tiene que haber un mínimo de 60 centímetros entre la placa y el mismo.

Material del fregadero de cocina

El material que elijas para tu fregadero de cocina influirá en las prestaciones de resistencia al rayado y a los golpes, además de a la retención de más o menos cal, tal y como explicamos a continuación:

  • Acero inoxidable. Es el material que más resistencia ofrece contra los impactos, pero, a su vez, es el más vulnerable a ser rayado y a la cal. Otra de las características que lo diferencian ante los otros tipos es su facilidad de limpieza.
  • Sintético. Es la mejor opción si se tiene en cuenta todas las características, ya que tiene una alta resistencia al rayado, baja retención de cal y notable resistencia a los golpes. Otras ventajas a favor de este material son que soporta temperaturas de hasta 280 grados y está disponible en una gran variedad de colores.
  • Cristal. Tanto la resistencia al rayado como la tolerancia a la cal son medias y, además, ofrece una mayor debilidad frente al impacto, pero es un material muy higiénico y su superficie evita que penetren los productos en su superficie.
Tipos de Fregadero de Acero

Accesorios del fregadero

Una vez escogido el tipo de fregadero para tu nueva cocina, este se puede complementar con algunos accesorios que amplíen sus prestaciones como, por ejemplo:

  • Cesto escurridor. Sirve para lavar frutas y verduras y escurrirlas cómodamente. Este suele encajar a la perfección en el fregadero y se puede guardar tras su uso.
  • Antideslizante decorativo. Además de decorar, es excelente para evitar que las copas y vasos de cristal resbalen y se rompan con facilidad.
  • Cubeta adicional para el estropajo. Este elemento para fregaderos permite tener los estropajos y trapos a mano, pero es aconsejable que sea de acero inoxidable o plástico para que no se oxide al contactar con el agua.

Esperamos que mediante este artículo os hayamos podido ayudar y, en el caso de tener dudas, estamos aquí para resolver cualquier duda.

Estamos a vuestra disposición tanto en las redes sociales de Cocinas.com cómo en nuestra página web.